VÍDEO ANALIZADO:

Ataque real de un perro en la playa de San Sebastián.

Descripción de lo sucedido.

Lugar: Playa de la Concha de San Sebastian, un día cualquiera y soleado del mes de marzo del 2014.

Cámara: Un chico acompañado de su madre (la que habla) graba desde el muro la jugada.

Protagonistas:

  • El perro. Una hembra que se podría considerar de raza “potencialmente peligrosa”

Recordamos. Se consideran perros potencialmente peligrosos las siguientes razas: Pit-Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, Staffordshire Terrier Americano, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu, Akita Inu o aquellos cuyas características se correspondan con todas o la mayoría de las siguientes.

-Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
-Marcado carácter y gran valor.
-Pelo corto.
-Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
-Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas.
-Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
-Cuello ancho, musculoso y corto.
-Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
-Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

  • El “dueño” del perro. Chico de gafas de sol, camiseta blanca y pantalón largo oscuro.
  • Compañera del dueño. Chica con falda negra, medias y cazadora vaquera. Aunque parece que es desconocida para el perro porque también la muerde, es la novia/amiga/hermana del dueño.
  • Víctima. Persona mayor con gorra roja y camiseta verde. Aparentemente estaba corriendo por la playa (dato importante).
  • Chico de negro, descalzo y pantalón arremangado.
  • Chica de negro, descalza y pantalón arremangado.
  • Señora con dos perros.

 

Los momentos del video:

Minuto 0:29

El perro intenta morder a la víctima que se cae al suelo con el perro al lado. Cuando está en el suelo no le hace nada.

El perro corre alrededor del grupo de cinco personas mientras le gritan y le intentan pegar patadas. El perro no hace nada.

La chica de cazadora vaquera le intenta dar una patada y el perro le muerde la bota.

Segundos después le muerde la media y se la rompe sin provocarle ninguna herida.

Minuto 0:51

El chico de negro, aunque excitado y gritando al perro, consigue captar su atención y detenerlo durante unos segundos.

El perro lo esquiva y vuelve al ataque: primero a la víctima y después otra vez a las botas de la chica de cazadora vaquera.

El dueño del perro intenta controlarlo de una manera totalmente absurda: le señala con el dedo, sin captar su atención y sin levantar la voz. Frustado al ver que no consigue nada, le lanza una patada.

Minuto 0:59

Se ve bastante sangre en las piernas de la víctima y se pueden apreciar varios mordiscos.

El perro corre alrededor del grupo, pero su actitud ha cambiado: parece cansado.

El perro ve la gorra moverse y va tras ella durante un momento, después vuelve a prestar atención al grupo.

Minuto 1:23

Entra otra vez en juego el chico de negro, gritando fuertemente al perro, inclinándose hacia él con una actitud agresiva e intentando pegarle con los zapatos que tiene en las manos.

El perro se “enfrenta” a él excitado, ladrando, mirándole a la cara y moviendo mucho el rabo.

Durante un rato parece que se tranquiliza, pero vuelve hacia el grupo de personas.

Minuto 1:40

El dueño del perro pretende, sin ningún éxito, tomar las riendas de la situación.

Minuto 1:45

Entra en escena una nueva protagonista, para mí la más normal de todo el vídeo: una señora que pasea con dos perros. Y lo intenta llamar de una forma más “adecuada”.

El perro agresivo está al lado de los otros perros, pero los ignora.

Minuto 1.53

Este es un momento clave: el dueño del perro grita “toma, mira” y echa a correr con la mano en alto.

El perro lo ve y corre tras él.

Fin del incidente.

 

 

 Algunos de los comentarios en la red al respecto:

 

Ataque_de_un_perro_en_la_playa_de_san_sebastian_-_YouTube_1
Ataque_de_un_perro_en_la_playa_de_san_sebastian_-_YouTube_3
Ataque_de_un_perro_en_la_playa_de_san_sebastian_-_YouTube_2
Ataque_de_un_perro_en_la_playa_de_san_sebastian_-_YouTube_8
Ataque_de_un_perro_en_la_playa_de_san_sebastian_-_YouTube_9

Ataque_de_un_perro_en_la_playa_de_san_sebastian_-_YouTube_7
Ataque_de_un_perro_en_la_playa_de_san_sebastian_-_YouTube_13
Ataque_de_un_perro_en_la_playa_de_san_sebastian_-_YouTube_5
Video__Ataque_de_perro_en_playa_desata_intenso_debate_en_redes_sociales___Mascotas_1

Video__Ataque_de_perro_en_playa_desata_intenso_debate_en_redes_sociales___Mascotas_2
Video__Ataque_de_perro_en_playa_desata_intenso_debate_en_redes_sociales___Mascotas

 

¿ESTÁ ATACANDO O ESTÁ JUGANDO?

A primera vista y sin tener conocimientos sobre perros, parece que está bien claro: el perro es agresivo y está atacando.

Ladra, muerde a varias personas y a una de ellas le provoca sangre.  Este perro no está preparado para estar en sociedad, no puede reeducarse y debe ser sacrificado.

Pues si piensas lo mismo, voy a hacerte cambiar de idea.



1.ANALICEMOS SU LENGUAJE CORPORAL

-Empiezo hablando del lenguaje corporal  DE LOS PERROS AGRESIVOS:

  • Postura de un perro agresivo: Peso del cuerpo y orejas hacia adelante, cola rígida, gruñidos y retraimiento de los labios, cuerpo tenso y movimientos precisos, pelo erizado, actitud dominante. Tiene las riendas de la situación.

Vídeo de ejemplo: Perro en actitud agresiva.

  • Postura de un perro en actitud agresivo-defensiva: Peso del cuerpo y orejas hacia atrás, agachados y/o con el cuerpo de lado, gruñidos y labios retraídos enseñando los dientes, cola entre las patas, pelo erizado. Quiere evitar la situación.

Vídeo de ejemplo: Perro en actitud agresivo-defensiva.

 ¿Coinciden estas actitudes con la del perro de la playa?  NO.

El perro de la playa tiene el rabo en alto y lo está moviendo continuamente, tiene las orejas levantadas pero relajadas, salta, corre y se mueve con actitud de juego y solo se queda quieto al “enfrentarse” al hombre de negro, pero no presenta una actitud agresivo-defensiva como sería de esperar al ser atacado, además tampoco gruñe ni enseña los dientes.


-Hablamos ahora del LENGUAJE CORPORAL DE LOS PERROS CUANDO JUEGAN: 

  • Postura de un perro en actitud de juego: Cuerpo en “reverencia” (flexionado sobre las patas delanteras extendidas y el lomo erguido). Cabeza cercana al suelo, ladridos, saltos, carreras y cambios de ritmo, boca abierta y lengua afuera, orejas erguidas pero no adelantadas.

Vídeos de ejemplo de perros en actitud de juego.

¿Coinciden estos perros con el perro de la playa? SÍ.


PRIMERA CONCLUSIÓN.

Leyendo su lenguaje corporal, podemos saber que su actitud no se debe a un comportamiento agresivo o de ataque. Como bien dicen muchas personas en los comentarios, para él simplemente es un juego: un juego violento, pero un juego.

Un detalle importante es que no se vuelve agresivo cuando el hombre de negro lo ataca y se enfrenta a él gritándole. Solamente se queda ladrándole, sin hacer nada.



 2.ANALICEMOS SUS MORDIDAS

Empezamos reconociendo los distintos tipos de mordida existentes:

  1. Mordida al aire: El perro quiere demostrar su fuerza e intimidar al adversario, pero no llega a tocar a la víctima. Se incluyen mordidas y desgarros en las prendas de vestir.
  2. Mordida “suave”: Hay contacto pero no llega a provocar herida y si lo hace no es de forma intencionada. En caso de producirse, serán rasguños o hematomas, no heridas punzantes.
  3. Mordida efectiva única y leve: Hay perforación en la piel, pero no llega a clavar completamente los caninos. Puede ser ocasionada por miedo, juego violento, agresividad, instinto de caza…
  4. Mordida efectiva única y grave: Además de gran perforación en la piel con todos los caninos, hay presión en la mordida y  suele estar acompañada de hematomas. Durante la mordida también pueden existir movimientos de la cabeza con la intención de infligir más daño.
  5. Mordidas múltiples: Son mordidas iguales que las del anterior tipo, pero esta vez las mordidas son múltiples. Pueden estar dentro del mismo ataque o con pausas entre ataques.
  6. Mordida mortal: El ataque se prolonga hasta la muerte de la víctima (por si no lo habías imaginado).

 

¿Hasta qué nivel de mordida llega el perro de la playa?

  1. ¿Mordida al aire? , además de lanzar algún bocado al aire, desgarra las medias de la chica y le muerde la bota.
  2. ¿Mordida “suave”? .
  3. ¿Mordida efectiva única y leve? , en las piernas de la víctima y provocándole sangre.
  4. ¿Mordida efectiva única y grave? No, las perforaciones no son completas con todos los caninos y no hay movimientos de cabeza.
  5. ¿Mordidas múltiples? No, aunque el perro “ataca” en varias ocasiones, son mordidas de nivel 3.
  6. ¿Mordida mortal? No.

(Por qué se produce cada una y las maneras de evitarlo daría para otra entrada, así que si estás interesado en el tema deja un comentario).

Te voy a explicar un concepto importante para entender lo que ha pasado:

-La inhibición de la mordida: Es la capacidad que tiene un perro para darse cuenta del tipo de mordida que está haciendo y controlar la fuerza que ejerce para evitar causar daños, ya sea durante el juego o durante una mordida de advertencia. Esta capacidad la adquiere el perro en los primeros meses de vida y, si no es educado o socializado correctamente, después es difícil (no imposible) corregir.


SEGUNDA CONCLUSIÓN.

El perro muerde a la víctima, pero no con la intención de provocarle daño. Lo hace en un estado muy alto de excitación y en una actitud de juego despertada por su elevado instinto de caza. Si este perro hubiera sido educado correctamente en la inhibición de la mordida, solamente habría corrido detrás de la víctima ladrándole.



3. ANALICEMOS EL COMPORTAMIENTO DE LAS PERSONAS

El dueño.

El nivel de energía de esta persona es bajísimo, pero no porque se lo quiera transmitir al perro: es su forma de ser. No sabe captar la atención del perro en ningún momento, por lo que es difícil que ni siquiera escuche las ordenes que le da con el dedo. Además es una persona con muy poco carácter, por lo que tampoco sabe imponerse a su perro ni hacerse cargo de una situación tan estresante como esta.

Lo único que hace bien, es cuando al final echa a correr con la mano en alto y gritando “mira, toma”. En ese momento capta su atención y hace que corra tras él, alejándolo de la víctima y poniendo fin al incidente.

No ha sabido elegir el perro perfecto para él.

La novia del dueño.

Tiene más energía y carácter que su pareja, pero aun así no es suficiente como para enfrentarse a un perro de esas características. Le tiene miedo.

La víctima.

Además de muy asustada, parece una persona con poco carácter y baja energía. No sabe enfrentarse al perro, por lo que es la víctima más débil y la más asequible del rebaño.

El chico de negro.

Es una persona con carácter y alta energía, pero no sabe canalizarla correctamente porque no tiene conocimientos de educación/adiestramiento canino.

La señora de los perros.

Es la única persona capaz de manejar la situación correctamente, la pena es que llega justo al final y no se la ve trabajar con el perro. Muy posiblemente podría haberlo neutralizado.


TERCERA CONCLUSIÓN.

Ninguna de las personas que están presentes durante el “ataque” sabe cómo llevar la situación.

  • Manteniendo una voz firme.
  • Una actitud tranquila y dominante.
  • Bloqueando con su cuerpo correctamente.
  • Sintiéndose seguro.
  • Captando su atención.


CONCLUSIÓN FINAL

Se han dado las cirscuntanscias idóneas para que esto ocurriera.

  1. El perro no ha sido educado correctamente.
  2. El perro no tiene correa ni bozal, cuando debido a su insuficiente educación, debería llevarlos.
  3. El dueño del perro no está capacitado para tener un perro de esas características.
  4. El perro ha visto a una persona corriendo que le ha llamado su atención y ha despertado su instinto de caza.
  5. El perro, al no tener la inhibición de la mordida, se ha pasado de la raya en el juego.
  6. Ninguna de las personas que “sufren el ataque” sabe actuar correctamente.

De no cumplirse tan solo una de ellas, la situación se habría evitado.



 

REFLEXIÓN

 ¿Es el perro culpable de sus actos?

-Directamente: SÍ. Aunque haya sido jugando, el perro ha agredido a una persona y eso no se puede permitir.

-Indirectamente: NO. ¿Tiene la culpa el perro de no haber sido educado correctamente?

¿Es el dueño culpable de los actos de su perro?

-Totalmente y sin lugar a dudas.

  • Si ha adoptado al perro antes de dos meses: es culpable por separarlo de la madre en una edad tan temprana con los consiguientes problemas que ello puede provocar en la educación del cachorro.
  • Si ha adoptado al perro con dos meses o más: es culpable por no haberlo educado y socializado correctamente. Además de no haberle enseñado correctamente la inhibición de la mordida.
  • Si ha adoptado al perro de adulto: es culpable por haber elegido un perro que no encaja con su personalidad, por no trabajar con un adiestrador y si lo está haciendo por ser imprudente y no saber controlarlo en una situación de riesgo en un lugar público.
  • Además es culpable de no formarse adecuadamente para tener un perro de estas características.

 

¿Hay algún culpable más en esta situación?

Un tipo de responsabilidad que no suele tenerse en cuenta es la responsabilidad política. La actual ley de “Perros Potencialmente Peligrosos” es absurda e injusta. Un parche hecho para cubrirse las espaldas y que parezca que tienen el asunto controlado, pero en realidad es evidente que está hecha sin consultar a los expertos.

Tener un perro es una gran responsabilidad: no es un juguete, una moda o un capricho.

La cría de perros debería de estar mucho más regulada y no debería ser nunca una manera de sacarse un dinero extra de vez en cuando.

¿No crees que todo sería muy diferente si los propietarios tuvieran que formarse adecuadamente antes de tener un nuevo perro en la familia?


 

¿TÚ QUÉ OPINAS?

¿TE HAS VISTO EN ALGUNA SITUACIÓN PARECIDA? ¿CÓMO HAS REACCIONADO?

¿CREES QUE SE LE DEBERÍA QUITAR EL PERRO A ESA PERSONA?

¿CREES QUE TODO EL MUNDO DEBERIA DE HACER UN CURSO DE FORMACIÓN ANTES DE TENER UN PERRO?

Ataque real de un perro en la playa de San Sebastián.

Comentarios

  1. kamparina dice

    Mi perro llegó a casa con un año y sin ningún control de mordida. Aprender le llevó días, muy pocos días. Eso sí, no aprendió él solo. Educar a un animal requiere tiempo y dedicación.
    A quien comentaba que un perro que juega no hace sangre, con pocos perros (o gatos) habrá jugado; es muy fácil llevarse un arañazo accidental, especialmente con los cachorros o los bestias que no son conscientes de su fuerza.

    • Pablo Calvo dice

      Tú lo has dicho: tiempo y dedicación. No hay otro secreto!

      Mientras te contesto miro mis manos y puedo contar varias cicatrices provocadas accidentalmente por perros, nuestra piel es mucho más blanda que la suya y hay veces que en la emoción del juego se les olvida que nos “rompemos” con más facilidad.

      Enhorabuena por adoptar a un perro y educarlo correctamente! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *